Debate electoral

Jueves 1 de Junio del 2017
ISELA GUADALUPE URIBE ALVARADO

Fortalecer la educación cívica

EL lunes de esta semana, participé como moderadora de una de las mesas de diálogo que promueve el Instituto Nacional Electoral (INE), en coadyuvancia con el Instituto Electoral del Estado de Colima, ello enmarcado dentro de las líneas de acción de la Estrategia Nacional de la Cultura Cívica (Encívica), con la finalidad de reflexionar acerca de cómo se ha gestado el déficit democrático en el estado de Colima.

Se convocó a organizaciones de la sociedad civil, partidos políticos, servidores públicos y ciudadanía en general, a ser dialogantes, para que reflexionen desde su ámbito de competencia sobre las condiciones actuales de la cultura democrática en Colima y propongan acciones y medidas concretas para su fortalecimiento. El objetivo principal es generar conciencia e incidir en las acciones necesarias encaminados al fortalecimiento de la cultura democrática.

Las mesas de diálogo tienen una sinergia nacional, es decir, se están replicando en toda la República Mexicana, con el objetivo de tener plenamente reconocido cómo identifican los diversos actores sociales y políticos el causal del déficit democrático y qué estrategias podrían hacer para mejorarlo.

En esta ocasión, para el arranque de la mesa inicial, se establecieron tres mesas de trabajo, integradas por diversos actores sociales colimenses que son portavoces de la académica, de la función pública, de los partidos políticos y de la sociedad civil en su conjunto, desarrollándose con una capacidad de convocatoria bastante significativa de dialogantes.

Siempre he sostenido que para lograr fortalecer la cultura democrática en nuestro país, es indispensable contar con una base lo suficientemente sólida, y esto no pudiera ser posible si no comenzamos por fortalecer la cultura cívica, la cual –desde mi punto de vista– es la antesala de la democracia. No podemos esperar los mejores resultados de la participación ciudadana en las urnas, en la autogestión y el empoderamiento de la ciudadanía, si contamos con un déficit en la cultura cívica.

Es necesario comenzar a edificar verdaderos ciudadanos libres y conscientes de sus derechos y obligaciones a plenitud. No podemos esperar un respaldo ciudadano pleno en cuanto a desactivar esa enorme desconfianza que se tiene en todas y cada una de las instituciones si no abatimos la corrupción, la desigualdad, la discriminación y, sobre todo, la impunidad.

Es muy desafortunado contar con datos lo suficientemente reales que indican que tres de cada cuatro mexicanos perciben que hay corrupción en todos y cada uno de los niveles en nuestro país, ello de acuerdo al Informe País que realizó el ex IFE, en cuanto a observar e identificar la calidad de ciudadanía con la que contamos.

Tampoco podemos pensar que la apatía se vencerá si no comenzamos por abatir las enormes brechas de desigualdad existentes y erradicar de forma permanente el “club de privilegios” que cuentan algunas personas en México. El dato duro indica que sólo 10 por ciento concentra el 60 por ciento del ingreso en nuestro país; es decir, la riqueza concentrada en pocas manos.

A pesar del fuerte impulso que se ha dado, por medio de tratados internacionales, al fortalecimiento de los Derechos Humanos y sociales, es real que seguimos discriminando a las mujeres, a la diversidad sexual, a los indígenas. Y lo más terrible es que somos un país donde hacemos lo que queremos con el Estado de Derecho, no se respeta la ley y la impunidad triunfa en todos los ámbitos.

¿Qué hacer? De acuerdo a la Encívica, es trabajar por medio de un discurso real, transparente, anteponiendo la verdad como un derecho al saber; estableciendo el diálogo como una forma de exposición libre y responsable de nuestras ideas y opiniones, y exigiendo a todas y todos el cumplimento de toda política pública, exigiéndonos a nosotros mismos a ser mejores ciudadanos, donde atendamos a una verdadera congruencia social y democrática. No hay salida, demos el paso, comencemos ya mismo. Por el bien de todos, nuestra democracia exige ser reorientada.

 

*Consejera del IEE

 

consejera.isela@ieecolima.org.mx

Protegemos su pago con los métodos más seguros: