Debate electoral

Jueves 4 de Mayo del 2017
ISELA GUADALUPE URIBE ALVARADO

Libertad de expresión y democracia

EN todo Estado democrático, la libre expresión de ideas es la base fundamental para la consolidación de un sistema político plural, abierto, incluyente, tolerante y hasta legítimo. El investigador Ignacio Valverde expone que “en los Estados democráticos, la libre discusión es un campo jurídico previo a la toma de decisiones que afecta a lo colectivo”.

De acuerdo al artículo 19 de la Declaración Universal del Derechos Humanos, “todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión, este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”.

Para el Estado mexicano, la libre expresión de ideas se cobija en los artículos 6 y 7 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Existen también tratados de corte internacional que arropan el principio de la libertad de expresión como un Derecho Humano.

Resulta indispensable contar con un marco normativo que permita expresar de manera libre lo que pensamos, claro, siempre y cuando no afectemos los derechos de terceros; siempre y cuando no perturbemos el orden público. Es decir, la libertad de expresión también tiene límites y éstos se harán valer con un margen bien delimitado y, sobre todo, cuidando nuestra libertad, pero también la libertad del otro.

El día de ayer, 3 de mayo, se conmemoró el Día Mundial de la Libertad de Prensa, ello en razón de la Asamblea General de Naciones Unidas, a recomendación de la Conferencia General de la UNESCO en 1991, que habló sobre la “promoción de la libertad de prensa en el mundo”. El objetivo de dicha conmemoración es defender la libertad de expresión en los medios de comunicación, recordar y reivindicar los principios fundamentales de la libertad de prensa y realizar un homenaje a todos los periodistas que han sido víctimas del cumplimiento de su deber.

Desafortunadamente, nuestro contexto social indica que a pesar de contar con una norma que respalde que podemos hacer uso de la libertad de expresión, todavía hay un gran saldo pendiente para el cumplimiento a cabalidad de ello. Todos y todas hemos sido testigos de asesinatos a periodistas que se han situado de manera frecuente en nuestro país y el resto del mundo. Ello pone el dedo en la llaga para que las autoridades trabajen y salvaguarden la integridad y el respeto a la libre expresión de las y los comunicadores.

De acuerdo a la Organización Reporteros Sin Fronteras, “los vetos y las mordazas se han impuesto en los medios en el mundo,  nunca, como ahora, la libertad de prensa se ha visto seriamente amenazada”. En su Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2017, la organización evaluó el grado de libertad del que gozan los periodistas de 180 países, con base en los siguientes rubros: pluralismo, independencia de los medios de comunicación, ambiente en el que los periodistas llevan a cabo su trabajo, seguridad, censura, marco legal, transparencia y la calidad de la infraestructura con que se cuenta para producir la información. En 131 países, denuncian, no existen condiciones idóneas para ejercer el periodismo.

Fortalecer la libertad de expresión es fortalecer nuestro sistema democrático, porque permitimos, por ende, la creación de opinión pública, de masa crítica, y ello es muy favorable para todas las democracias representativas. Por otro lado, necesitamos también respeto a la diversidad de opiniones, respaldo al pluralismo y tolerancia a la crítica.

Estoy de acuerdo con Carbonell, cuando expone que “los medios de comunicación tienen la responsabilidad de ser los vehículos naturales para que las libertades comunicativas (expresión, imprenta, comunicación, información...) sean una realidad y puedan servir al desarrollo de los procesos democráticos, formando ciudadanía bien informada, que conozca sus derechos y obligaciones, y que tenga las herramientas necesarias para elegir bien a sus gobernantes”.

 

*Consejera del IEE

 

consejera.isela@ieecolima.org.mx

Protegemos su pago con los métodos más seguros: