Debate electoral

Jueves 30 de Junio del 2016
ISELA GUADALUPE URIBE ALVARADO

Lenguaje incluyente

DE acuerdo al lingüista Ludwig Wittgenstein, “el significado de las palabras y el sentido de las proposiciones está en su uso en el lenguaje”; es decir, el lenguaje en sus diversas modalidades (oral, escrito y no verbal) adquiere un peso fundamental, debido a que es por medio de éste que expresamos nuestras ideas, pensamientos o hasta sentimientos y emociones. El lenguaje se puede definir como sistema de comunicación integrado por códigos, símbolos y signos, los cuales cobran significado de acuerdo al contexto en el que se utilice.

En el lenguaje, la distinción entre lo femenino y lo masculino en sí misma no es indicativa de sexismo ni de discriminación. El sexismo se produce cuando estas distinciones se tornan de forma jerárquica y excluyente, valorando a una de las partes sobre la otra. El problema se ubica cuando a la representación y el significado de lo masculino se le asigna un valor superior y universal que invisibiliza y descalifica –en muchos de los casos– a lo femenino.

Entre las distintas formas de discriminación, el sexismo es una de las más frecuentes en el mundo. Consiste en el trato desigual y en la segregación de las personas de un sexo por considerarlas inferiores a las del otro. Con base en la diferencia sexual, las mujeres históricamente hemos sido excluidas, discriminadas, invisibilizadas y hasta violentadas.

La discriminación sexual sucede de múltiples formas y en todos los ámbitos de la vida social y privada: en el trabajo, la casa, la política, los medios de comunicación y, por supuesto, en el lenguaje. De acuerdo a Wittgenstein, las lenguas son sistemas de comunicación que reflejan las visiones y concepciones presentes en las sociedades; éstas suelen establecer una diferencia social.

Es claro que la diferencia entre los sexos se refleja y se transmite a través de los significados asignados a las palabras, los discursos, las expresiones, las imágenes y los códigos gráficos, a todo ello le atribuimos y forma parte de nuestra cultura. Dada la influencia del sexismo lingüístico en el reforzamiento y reproducción de la desigualdad entre mujeres y hombres, los gobiernos que integran las Naciones Unidas, se han comprometido a adoptar medidas para erradicar los usos excluyentes del lenguaje.

En consonancia con tales compromisos normativos internacionales, diversas instituciones nacionales, como el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, el Instituto Nacional de las Mujeres y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, han asumido la responsabilidad de promover recomendaciones prácticas que faciliten la comunicación libre de sexismo, a pesar de que la Real Academia de la Lengua Española establezca que no es necesario.

En el Instituto Electoral del Estado de Colima estamos trabajando para promover lineamientos en donde tengamos un instrumento normativo y una herramienta institucional que permita nombrar, dentro del lenguaje institucional y organizacional, a mujeres y hombres de manera no estereotipada. El lenguaje incluyente, no sexista y no discriminatorio, tiene que ser considerado como una medida de inclusión.

En suma, podemos afirmar que el sexismo en el lenguaje es la expresión de convenciones sociales construidas en torno a las experiencias, mensajes y discursos que se gestan en una sociedad y estigmatizan las formas de ser y actuar de mujeres y hombres. Tales concepciones son recreadas en la comunicación cotidiana, generalmente sin tener conciencia de ello, por lo que circulan como expresiones que conocemos como  sentido común.

Por ello, es necesario hacer conciencia de los usos sexistas del lenguaje y promover formas alternativas de expresión y comunicación. En esta tesitura, eliminar el sexismo en el lenguaje es fundamental porque, en primera instancia, visibiliza a las mujeres y a la diversidad social y sexual, y  además se procura equilibrar las asimetrías de género. Recordemos que: lo que no se nombra, no existe.

 

*Consejera del IEE

consejera.isela @ieecolima.org.mx

Protegemos su pago con los métodos más seguros: