JUEVES POLÍTICO

Jueves 18 de Mayo del 2017
JUEVES POLÍTICO

Carácter y orgullo

 

CUANDO se han presentado asuntos de amplio interés político o coyunturas polémicas en que debe intervenir para fijar posicionamientos, el PRI estatal guarda silencio, cómoda indiferencia, como si no existiera o fuera ajeno a los casos a tratar.

Adormilado, falto de contundencia, se percibe a un PRI que tampoco trabaja al ritmo que se necesita en un ambiente de fuerte competencia política; rehuye también la polémica con otros partidos.

Su presidente, Rogelio Rueda Sánchez, permanece en zona de confort, como si los tiempos actuales fuesen vacaciones y no de preparar al partido para la competencia electoral del año próximo y, en estos momentos, reforzar al Gobierno del Estado. Como si su sola presencia en el partido le asegurara una curul federal o local.

Para colmo, ni siquiera internamente establece lazos políticos y organizativos. El descontrol prevalece. E incluso acontecen casos de grave indisciplina como el ocurrido en Manzanillo, el sábado de la semana pasada, cuando un priista auspiciado por el presidente del Comité Directivo Municipal, Rubén Álamo Navarro, insultó al gobernador José Ignacio Peralta Sánchez.

En el puerto y en la capital del estado (lo hizo en la mayoría de los municipios), con buena intención política, Peralta Sánchez quiso dar oportunidades a los jóvenes para renovar los cuadros dirigentes. Tales fueron los casos de Luis Javier Siordia Alcaraz, en Colima, y el precitado Álamo Navarro, en Manzanillo. Pero ninguno de los dos respondió adecuadamente al encargo. El primero renunció al puesto, pasando por el cargo sin pena ni gloria; el segundo, solicitó recientemente licencia para separarse del puesto un mes, sin que diera a conocer el motivo real, pero el CDE se la negó.

Está bien impulsar a los jóvenes y darles oportunidades, pero se debe estar consciente del riesgo que implica la inmadurez política. Al menos en el caso de Luis Javier Siordia, aceptó sus limitaciones y dejó la dirigencia. Rubén Álamo, en cambio, procedió con absoluta falta de sentido político y se comportó como un adolescente berrinchudo. Si bien antes de llegar al cargo tuvo cierto activismo ciudadano en Manzanillo, está lejos, a distancia enorme, de reunir las características de un líder. La lección es no impulsar más a inexpertos a los cargos de primer nivel.

Álamo Navarro emprendió una agresión política a Virgilio Mendoza Amezcua, dirigente del Verde y diputado federal, para según él, abrirles paso a los priistas porteños (cuando en realidad, quería brecha para sí mismo). No le importó que Virgilio fuese un aliado de primera importancia del PRI, que contribuyó ampliamente a la victoria electoral del hoy Gobernador y es un factor que garantiza triunfos en 2018.

El sábado pasado, en un acto preparado, un priista llamado Alberto Gopar ofendió al Gobernador en el recibimiento que el propio Mandatario ofrecía en el puerto con motivo de las Fiestas de Mayo. En una imitación ridícula del dicho foxiano, Beto Gopar le dijo por el micrófono a Ignacio Peralta “comes y te vas”. Luego, cuando el Mandatario decidió salir del evento, el mismo tipo se le acercó, le tendió la mano fingiendo que lo saludaría y cuando Ignacio Peralta educadamente atendió el gesto, el porteño retiró la mano y le dijo “lo que quiero es que ya te vayas”.

Semejante barbaján incitado por Álamo Navarro olvidó que el Gobernador era el anfitrión y que en todo caso, Gopar, marioneta del dirigente municipal, estaba de añadido en el recibimiento. Y que Peralta Sánchez es, le guste o no, el líder máximo del priismo colimense.

Rubén Álamo se equivocó. Su inexperiencia le hizo creer que le entregaban el PRI porteño en propiedad. Nunca entendió cómo funciona un partido político, ni sus estatutos ni su programa, ni sus alianzas. Lo asumió como instrumento para sus fines personales. Sustituyó el diálogo y el trabajo político con la ofensa y el insulto. Antepuso el desorden público a la disciplina de partido; acudió a la estridencia en lugar del razonamiento.

Y ante todo esto y otras carencias políticas del PRI, su dirigente estatal, Rogelio Rueda, quedó en silencio durante los insultos a su jefe partidario y sigue viviendo políticamente en las nubes. En la asamblea de Consejo Político Estatal, un día antes, Nacho Peralta dijo que el tricolor no es de caprichos. Al señalamiento, Álamo Navarro respondió con la agresión. Rueda Sánchez, igual que siempre, permaneció políticamente ausente.

Si la falta de reacción del presidente del CDE tricolor es criticable, también lo es del propio Mandatario. Ante la ofensa y los insultos no han dicho una palabra ni tomado una decisión partidista. Una cosa es la tolerancia a la crítica y la disidencia, y otra muy distinta permitir la falta de respeto y el agravio. Está obligado Peralta Sánchez a mostrar carácter y orgullo para poner a cada quien en su lugar. Rogelio Rueda, asumir el papel que le corresponde.

 

Estamos indefensos

 

DESAFORTUNADA, por decir lo menos, fue la declaración del secretario de Seguridad Pública de Gobierno del Estado, Francisco Javier Castaño Suárez, referente a que “está mal y no es correcto que la ciudadanía tome la justicia por propia mano”, en alusión a los casos donde vecinos han intervenido para detener a ladrones sorprendidos en flagrancia.

Es emblemático el caso de vecinos de la colonia Jardines Vista Hermosa, en esta capital, que atraparon y mantuvieron retenido a un ladrón durante los 40 minutos que tardó en llegar la policía, pues demuestra que además de que las corporaciones policíacas no trabajan en la prevención, tampoco son capaces de acudir al auxilio de la gente con la premura que se necesita.

Ese hecho es peor, cuando la explicación de la autoridad ante la tardanza de la policía es que se encontraba vigilando el Festival del Volcán que el Ayuntamiento de Colima organizó en el centro de la ciudad durante 10 días, lo que evidencia que los capitalinos sufrieron un alto grado de desatención, en materia de seguridad, todo ese tiempo que duró el evento.

Ratifica, además, la irresponsabilidad del alcalde capitalino, Héctor Insúa García, que prefirió afectar a la población distrayendo elementos estatales para vigilar su evento, que contratar personal de manera provisional para que realizara esa función durante los 10 días que el edil anduvo de juerga.

En Manzanillo, una mujer disparó una pistola contra un sujeto que entró a su casa a robar. Como consecuencia de las heridas, el hombre murió cuando recibía atención médica y la víctima del frustrado asalto goza de libertad porque demostró que actuó en legítima defensa.

Si bien Castaño Suárez tiene razón cuando dice que la población no debe intervenir por sí misma cuando se enfrenta a este tipo de delincuentes porque desconoce si están armados y corre riesgos, lo cierto es que la víctima reacciona de forma inmediata, desesperada, ante la agresión que se está cometiendo contra sus bienes o su persona.

Si el funcionario no comparte la autodefensa ciudadana, debe poner más empeño en su trabajo y dar mejores resultados. Sería adecuado que informara si su corporación ya está completa con los elementos que él dijo que hacían falta y si hay coordinación con las policías municipales para actuar con más eficiencia en la prevención del delito y disuasión de los delincuentes.

Para conocer la forma en que están trabajando las direcciones de Seguridad Pública de los 10 municipios, el Congreso del Estado citó a comparecer a los alcaldes, empezando el martes reciente con Ernesto Márquez, de Armería, y Héctor Insúa, de Colima, quienes fueron desdeñados por 14 de los 25 diputados, que no asistieron a ninguna de las dos reuniones.

Gracias a este ejercicio de intercambio informativo, los capitalinos están enterados que su alcalde quiere zafarse de su responsabilidad constitucional de prestar el servicio de seguridad pública, pues aclaró que los gendarmes a su cargo seguirán barriendo las calles, como lo han venido haciendo en este trienio.

El edil aludió un artículo transitorio del 115 constitucional y un convenio de colaboración signado por el Ayuntamiento y Gobierno del Estado, donde acuerdan que éste último se haga cargo de la seguridad pública en la capital. Sin embargo, admitió que al gobierno municipal le corresponde la prevención del delito, tarea que Insúa García no está haciendo. Como muestra, ahí está la diaria incidencia de robos en todas sus modalidades.

Por eso, el presidente de la Comisión de Gobierno Interno del Legislativo, Nicolás Contreras Cortés, hizo ver al alcalde la incongruencia e ilegalidad que comete en el tema de la seguridad pública, porque por una parte se niega a prestar el servicio, pero por otra, sanciona y cobra multas por este concepto.

Además, dijo Nico Contreras, el gobierno de Héctor Insúa recibe dinero del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios y del Programa de Fortalecimiento para la Seguridad, a los cuales el edil debiera renunciar en tanto no clarifique su posición respecto a la competencia municipal en seguridad pública. Podría incurrir en peculado si usa ese dinero e incumple los fines para los que se le entrega.

Con una mayoría de legisladores locales a los que no les importa saber cómo trabajan los ayuntamientos en la prevención y el combate de delitos del fuero común que tanto dañan a la gente; y con un alcalde en la capital que evade su responsabilidad y prefiere que la policía barra las calles y vigile su festival musical, ¿cómo no van a sentirse indefensos los colimenses y no van a actuar por propia mano?

 

Reforma electoral

 

LAS distintas fracciones del Congreso y el gobierno de José Ignacio Peralta Sánchez ya tienen sus propuestas para la reforma electoral que entrará en vigencia a partir de los comicios de 2018.

En diversos puntos, las enmiendas que proponen PRI, PAN, MC, PT, PVEM, PANAL, los legisladores independientes y la administración estatal, son coincidentes, sobre todo para garantizar la equidad de género y la paridad en las elecciones de alcaldes y diputados.

El pasado 11 de mayo, Peralta Sánchez envió al Congreso su propuesta de reforma constitucional en materia electoral, misma que considera reducir a la mitad el financiamiento para los partidos durante años no electorales.

Asimismo, plantea la equidad de género en las candidaturas, facilitar las candidaturas independientes mediante reglas más flexibles, además de regular la reelección.

La enmienda del Gobernador propone que la equidad y paridad de género sea horizontal, vertical y transversal, para que la distribución de espacios y financiamiento público sea la misma entre hombres y mujeres.

Cuando presentó el documento, el propio Ignacio Peralta anunció que la iniciativa se sumará a las de las fracciones del PRI, independientes, la del diputado único del PT, Joel Padilla, y la de la legisladora única de Movimiento Ciudadano, Leticia Zepeda.

Dos terceras partes del Legislativo deberán aprobar el dictamen que se elabore de estas propuestas, por tratarse de una reforma constitucional y entre en vigor antes del 30 de junio, para que las nuevas disposiciones se apliquen durante el proceso electoral 2017-2018.

Donde no hay coincidencias es lo relativo al número de diputados que deben conformar el Congreso, pues mientras los independientes proponen reducir de 25 a 21, el PT plantea aumentar uno más, para que sean 26, pero que no se aumente el presupuesto del Legislativo.

El PAN había propuesto reducir cuatro posiciones plurinominales, pero dio marcha atrás y formuló que se mantengan las 25 curules.

En esta reforma, los legisladores deberán poner especial atención en las causales de nulidad de las elecciones, para evitar que se repita el caso de 2015, donde el ex gobernador Mario Anguiano Moreno, en componenda con el PAN, armó un teatro para echar abajo los comicios de Gobernador que ya había ganado Nacho Peralta.

Al no poder vencer en las urnas, Mario Anguiano y las cúpulas de Acción Nacional urdieron un plan B, urdido desde marzo de 2015, para que el entonces titular de Sedescol del gobierno estatal, Rigoberto Salazar Velasco, se autoinculpara de haber participado en la elección por órdenes del gobernador, a favor del candidato del PRI.

La sola mea culpa del funcionario fue la prueba superveniente para que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación anulara la elección y ordenara convocar a comicios extraordinarios.

El artículo 59 de la Constitución local, en la fracción V, establece que el Gobernador “no puede intervenir en las elecciones para que recaigan en determinada persona, ya sea por sí o por medio de otras Autoridades o Agentes, siendo este motivo de nulidad de la elección y causa de responsabilidad”.

En el asunto, los magistrados ordenaron sancionar a Salazar Velasco, no así al gobernador Anguiano Moreno, quien habría intervenido a través de otra autoridad para supuestamente beneficiar al candidato priista. Lo congruente era sancionar al Gobernador. O si no había razón para castigarlo, tampoco para la anulación, por consecuencia.

Todo eso fue una farsa, pues en realidad a quien estaba apoyando el entonces Gobernador era al panista Jorge Luis Preciado, pero no les salió la jugada y en la elección extraordinaria Ignacio Peralta volvió a ganar, esa vez con una diferencia de casi 10 mil votos, ya sin Anguiano en el gobierno.

Lo que se debe hacer es una enmienda puntual, clara, al artículo 59, para evitar que el Gobernador pueda intervenir, a favor o en contra, de un candidato, pero exigir que las pruebas de intervención sean claras y con la anuencia del candidato que de esa acción se beneficie.

 

A la Postre

 

COMPARECIERON ante diputados los titulares de Seidur, Jesús Sánchez Romo, y de Turismo, César Castañeda Vázquez del Mercado, para aclarar todo lo referente a la concesión del Parque Metropolitano “Griselda Álvarez”, donde funcionará el Ecoparc. De entrada, es positivo que se anuncie que el Gobierno del Estado ahorrará 8 millones de pesos anuales y se generarán 150 empleos directos y 400 indirectos.

La rehabilitación de ese espacio era necesaria y la administración estatal no cuenta con dinero para eso. Ahora deben vigilar que los empresarios cumplan lo ofrecido y sea una buena alternativa de esparcimiento.

Al menos en proyecto, se contempla que el Ecoparc será muy atractivo, aunque algo negativo es el costo para los niños, 25 pesos, mientras para adultos es de 30 pesos. Los niños no deberían pagar.

El acuerdo de que la empresa dará 15 mil boletos al año a la administración estatal, parece insuficiente para la demanda que el parque pudiera registrar.

Se inició ayer la recepción de documentación de los aspirantes a obtener una concesión de taxi, luego que la administración estatal diera a conocer el sábado pasado la convocatoria.

Hay confianza en el gremio, como lo señaló el líder de los taxistas afiliados a la CNOP, Hugo Chávez Ríos, de que el gobernador Ignacio Peralta Sánchez cumplirá su palabra y las concesiones serán para auténticos trabajadores del volante con más de 25 años de servicio.

Al menos en las formas, este proceso se está haciendo de manera diferente, pero no es la primera vez que un Mandatario dice que los beneficiarios serán auténticos taxistas y, a la hora de la verdad, se entregan concesiones a funcionarios, políticos, amigos, compadres o familiares.

Lo importante y novedoso sería que ahora sí se den a quienes se han dedicado a esa actividad por más de 25 años y nunca han tenido la posibilidad de una concesión.

Se reporta listo el Consejo Estatal de Protección Civil para atender cualquier contingencia durante la presente temporada de huracanes.

El martes pasado, el comandante de la 20ª Zona Militar, Celestino Ávila Astudillo, informó que el Ejército Mexicano está listo para aplicar el Plan DN III-E, de ser necesario. Afirmó que en la entidad se cuenta con personal capacitado y preparado para actuar tanto en la zona costera como en la del volcán.

Los colimenses reconocen y valoran la labor que los miembros del Ejército realizan en apoyo a la población en casos de desastre, tomando en cuenta que el estado tendrá siempre el riesgo por sismos, huracanes y la actividad del Volcán de Fuego.

El deterioro del edificio de talleres de Casa de la Cultura es un problema añejo de las autoridades que no les dan el mantenimiento que requieren. Es lamentable que se dejen caer tanto esos espacios, lo que después genera gastos mayores, amén de las molestias y mala imagen.

Hay desperfectos en el taller de danza folclórica, en donde la duela se encuentra rota, con perforaciones en diversas partes, baños en mal estado, sin luces y sucios, el piso con cochambre y manchado, un piano inservible abandonado, excremento de palomas en paredes y pisos, cacharros en diversas áreas.

Al parecer, uno de los problemas es que los trabajadores sindicalizados no cumplen su labor de limpieza; además, por jubilaciones de algunos de ellos, queda la vacante mientras se da el relevo de ese empleado, lo que ocasiona un desfase en tiempo y en la atención que de forma permanente deben darle a ése y a todos los edificios públicos.

Preocupante lo ocurrido en Tecomán, con la desaparición del agente de la Dirección de Seguridad Pública, Guadalupe Hernández Trujillo, y del director de Obras Públicas del Ayuntamiento, Adrián Preciado Salas.

La incertidumbre no es únicamente para sus familiares, sino para los tecomenses en general, que no saben si esto se debe a acciones de la delincuencia organizada u obedece a otras circunstancias.

Lamentable que ante este incremento de la inseguridad y la desaparición de su gente, el alcalde Guadalupe García Negrete ni siquiera dé la cara para informar lo que está pasando en el municipio que gobierna. Ayer, por ejemplo, hubo una jornada violenta más en esa municipalidad, con tres víctimas mortales y un herido de bala.

Protegemos su pago con los métodos más seguros: