Sin mujeres, no hay democracia

Miercoles 9 de Marzo del 2016
VERÓNICA GONZÁLEZ CÁRDENAS

AYER, 8 de marzo, con motivo de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, participé en una entrevista colectiva dirigida por el periodista Miguel Ángel Vargas, en la que hablé de los avances, los obstáculos y los retos en el tema de la participación política de las mujeres en nuestro país y en Colima. Dije que si bien hay logros que celebrar, existe un alto grado de violencia contra las mujeres derivada del machismo y de un sistema estructuralmente patriarcal que, mientras no cambie tanto en lo cultural como en lo político, seguirá generando estos grados de violencia.

Retomando las palabras de Paula Soto, del Instituto Nacional de las Mujeres, en el Seminario “La implementación de la paridad de género en México: aprendizajes, retos y nuevos desafíos”, celebrado en Huatulco los días 3 y 4 de marzo, con la participación del Instituto Nacional Electoral, Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, Asociación Mexicana de Consejeras Electorales Estatales (Amcee) y los institutos electorales de Oaxaca y el Distrito Federal, puntualicé que “sin mujeres no hay democracia”, y que no puede haber órganos sub-representados por el 51 por ciento de la población en México, que son mujeres.

En tal sentido, es importante señalar que la aplicación del principio constitucional de paridad de género ha permitido que más mujeres lleguen a cargos de elección popular. En la Cámara de Diputados hay 212 legisladoras (42.44 por ciento de las curules), mientras que en el Congreso del Estado, de las 25 diputaciones, el 40 por ciento están representadas por mujeres.

Ante la pregunta del periodista acerca de cuáles son las principales problemáticas en las cuales deberíamos poner el foco de atención y si en ellas se incluiría el acceso al sistema político, manifesté que en los distintos foros de análisis en los que he participado, se ha denunciado la existencia del llamado techo de cristal, aquel que no se ve pero que existe, y que impide u obstaculiza el acceso de las mujeres a los cargos públicos. Se ha denunciado violencia, amenazas, incluso intentos de agresiones o de asesinatos en algunos estados.

Asimismo, en los partidos políticos es necesario romper toda esta barrera que ya no es un techo de cristal, sino también un techo de cemento, para abrir estos espacios de participación política de las mujeres.

-Se ha concentrado mucho la discusión en la cuota de género para el Legislativo, pero hay mucho más por hacer en los distintos niveles de gobierno y en los distintos Poderes, ¿no, consejera?-, preguntó el periodista. Ante lo cual respondí: “Sí. Si me permites señalar, las cuotas de género se manejaron antes de la paridad, y la cuota de género era el 30-70, en el caso de Colima, y luego a nivel federal llegó al 60-40 por ciento (de representación de los géneros). Cuando hablamos de paridad, se elimina la cuota de género, porque paridad significa mitad y mitad, estamos ya en esa realidad.

“Hay mucho por hacer en lo local. En lo estatal se deben reformar las leyes. Los legisladores tendrán que convocar a foros. Desde lo personal, estoy haciendo un análisis minucioso del propio Código Electoral para proponer, en su momento, ya sea al interior del Consejo General del Instituto Electoral del Estado o en lo exterior, una serie de adecuaciones y reformas al Código Electoral. Por ejemplo, nuestro Código Electoral no contempla la paridad vertical y horizontal en candidaturas a los Ayuntamientos”.

Así, pues, luego de esta breve exposición, considero que para lograr la igualdad sustantiva en nuestro país se necesita, además de cambiar el código mental y cultural, es decir, de eliminar el machismo, implementar políticas públicas efectivas y crear leyes que garanticen el pleno goce de este derecho.

 

*Consejera del IEE y periodista

Twitter: @verogonzalezc

Protegemos su pago con los métodos más seguros: