Malas compañías

Martes 10 de Octubre del 2017
MARIO ALBERTO SOLÍS ESPINOSA

Cisma en la cúpula

LA renuncia de Margarita Zavala a su militancia panista, modifica significativamente el panorama electoral rumbo a la elección presidencial del 1 de julio del próximo año. Pega directamente en las posibilidades de algunos aspirantes y beneficia a otros.

Desde hace varios meses, la ex primera dama se ubicaba en el segundo lugar de todos los sondeos presidenciales. Más allá del lastre que le aportaba su parentesco con Felipe Calderón, la ex diputada federal conservaba una relativa cercanía con el puntero, Andrés Manuel López Obrador.

Ya sin las siglas del PAN, seguramente Margarita Zavala perderá toda expectativa de triunfo en los comicios de 2018; si insiste en participar, la suya será una mera candidatura testimonial, como la de otros aspirantes independientes que consigan aparecer en la boleta.

Claramente, el principal afectado es el Frente Opositor que integran el propio partido blanquiazul, el PRD y Movimiento Ciudadano. Aunque nunca estuvo cerca de tener como candidata a Zavala Gómez del Campo, esa coalición pierde impulso y legitimidad ante los ojos del electorado.

También la figura de Ricardo Anaya, líder panista, sale bastante resquebrajada de este lance interno. Obtiene una victoria pírrica, pues consigue liberar el camino a la postulación del Frente, pero a costa del desprestigio y la fragmentación de la cúpula blanquiazul.

La coyuntura de ahora, podría costarle muchos votos a la coalición PAN-PRD-MC, pues electores desencantados del PRI e indecisos con López Obrador, tampoco verán como opción viable a un candidato que sin escrúpulos, eliminó a sus contendientes internos.

Lo cierto es que el Frente Opositor pierde cohesión y fuerza, queda disminuido ante la sólida candidatura del dirigente nacional de Morena y la creciente percepción de que el PRI no está liquidado, sino velando armas para dar la que podría ser su batalla más importante.

Obviamente, esos dos últimos partidos son beneficiarios de la renuncia de Margarita Zavala. Ya sin la ex primera dama en la pelea, aumentan sus posibilidades de concentrar las simpatías de los electores en dos proyectos: la izquierda o la continuidad del actual partido en el gobierno.

López Obrador respira tranquilo, pues mantiene la ventaja sobre todos los competidores; en tanto que el PRI ve en los acontecimientos de los últimos días, la oportunidad para salir del lejano tercer lugar de las preferencias electorales que mantiene desde hace varios meses.

De aquí en adelante, parece que las cosas no variarán mucho en el Frente Opositor, seguramente su candidato será Ricardo Anaya, a menos que los partidos agrupados en esa alianza coyuntural, actúen con genuina altura de miras y postulen a un ciudadano, lo que parece francamente imposible.

En Morena, tienen candidato desde la misma fundación del partido; mientras que en el PRI, cada vez toma más forma la postulación de José Antonio Meade, a quien tendrán que construirle una imagen desde cero, pues es prácticamente un desconocido para la sociedad, lo cual puede resultar una ventaja.

 

BREVE HISTORIA PARA CAMILA

 

El fin de semana, la princesa acudió a una fiesta de 15 años. En realidad, se añadió a una convocatoria que recibieron sus tíos. No le pareció mala idea acudir de agregada cultural, con el pretexto de que acompañaría a su prima. La convivencia inició en la tarde y ya para las 11 de la noche, yo comenzaba a angustiarme, pues pensaba que mi infantina estaría aburrida y muerta de sueño. Unos minutos después, llegó mi hermana con su hija y la mía; para mi sorpresa, ambas moconetas parecían recién levantadas, traían toda la pila puesta, luego supe porqué: habían montado guardia en la mesa de golosinas, y según la crónica de mi hermana, habían disfrutado como si ellas fueras las festejadas. Me pareció bien, Camila no acude a muchas fiestas, pero en ésta, de rebote y sin querer, se la pasó de maravilla.

Protegemos su pago con los métodos más seguros: