Ombudsman militar

Martes 18 de Octubre del 2016
FRANCISCO GALLARDO RODRÍGUEZ

DURANTE la inauguración del Sexto Congreso Internacional de Lucha Contra el Secuestro, ante el secretario de Gobernación, se propuso la creación de un Ombudsman para que defienda los Derechos Humanos de policías, militares y marinos.

Lo anterior tenía por objeto solidarizarse con los efectivos del Ejército Mexicano que fueron emboscados en Sinaloa, el pasado 30 de septiembre. En esa agresión, cinco militares fallecieron y una decena resultó herida; por otra parte, el incidente, a toda luz lamentable, por tratarse de pérdida de vidas humanas, no tipifica una violación a los Derechos Humanos, pues la agresión no proviene de una autoridad del Estado, supuesto indispensable que se tiene que dar para que se tipifique una violación a Derechos Humanos.

El tiro por la culata. La propuesta tomó revuelo y removió el rechazo por parte de los altos mandos militares, de que se instituya un ombudsman militar, pues relajaría la disciplina militar. Pues bien, la propuesta de la creación de un ombudsman militar surgió por primera ocasión en la historia de nuestro país, en una tesis de mi autoría, intitulada “La necesidad de un ombudsman militar en México”, para alcanzar la maestría en Administración Pública en la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM, en 1993. El texto, con mención honorífica, está replicado en enésimos medios auditivos, visuales y escritos nacionales e internacionales, y se encuentra como libro de consulta en las bibliotecas de varios centros educativos, además, es parte del acervo del Instituto de Investigaciones Jurídicas/UNAM, y tema de debate en diversas tesis universitarias.

La formación de instituciones no es un tema de ocurrencia o lambisconería, como el que se propuso el día del Congreso antes mencionado, pues ello tiene que ver con el desarrollo institucional y democrático del Estado mexicano, entre otras, el sometimiento de los militares al poder civil del Estado.

Si bien la institución tiene por objeto defender los Derechos Humanos de los ciudadanos civiles y militares, el Ombudsman que se propuso hace 23 años en la tesis académica es una oficina de asuntos militares del Congreso, para que atento al principio de la división de Poderes, esté en posibilidad de contrapesar al Poder Ejecutivo, en su rama militar, y así regresar al Ejército a sus cuarteles.

Punto y aparte de la pírrica opinión del alto mando militar sobre la creación del ombudsman militar, en todos los ejércitos de los Estados democráticos existe la figura cuasijurídica, pues no se trata de dirimir asuntos de carácter del fuero o de una intromisión de los civiles en los asuntos militares, sino de velar por los Derechos Humanos y el orden institucional del Estado, negado por el Ejército históricamente en México.

Ese fue el alegato por el cual comenzó a funcionar el ombudsman militar en Suecia, en 1901, a raíz de una nueva organización de su defensa nacional. Por otra parte, la explicación del procedimiento sumario del derecho militar relativamente más severo, para tutelar la disciplina militar, parecía requerir una observación cuidadosa, para que no se torciera su objetivo real. Además, las asignaciones militares constituyen una parte considerable del presupuesto estatal y se hacía necesaria una vigilancia más estrecha en su ejercicio; el sentido general era evitar toda desconfianza en la administración militar.

La SCJN resolvió, en 1994, que la propuesta de la creación del ombudsman militar en México no es un acto difamatorio en contra del Ejército, sino que tiene por objeto democratizar a la institución militar, y evitar que se exima del escrutinio social.

Los militares, realizando funciones de policía, cuando violan Derechos Humanos, quedan sujetos al fuero común, sin embargo, siguen siendo juzgados por sus pares, por lo que tienen una doble protección institucional. ¿Una propuesta o un desliz frívolo?

 

*General Brigadier del Ejército Mexicano, doctor en Administración Pública/UNAM, defensor de Derechos Humanos

Protegemos su pago con los métodos más seguros: