Medicina alternativa

Domingo 16 de Julio del 2017
PATRICIA MENDOZA ROMERO*

¿POR qué no se trata el problema de obesidad que atraviesa el país y, por ende, el estado de Colima? Las respuestas pueden ser muy variadas, unas no muy convincentes y otras un tanto ilógicas, pero el punto es que cada uno de nosotros somos responsables de nuestra salud y, como tal, la tenemos que tratar. Mientras no nos hagamos responsables de nuestra parte,  estaremos culpando al sistema y a todo lo que se nos ocurra, con tal de no asumir la responsabilidad que a cada uno corresponde.

Existen diferentes causas que provocan la obesidad: hormonales, del sistema nervioso, sistema digestivo, tiroideos, etcétera, cualquiera que sea la causa, está en nuestras manos buscar la solución. El Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) reveló que los costos en salud y productividad provocados por la diabetes mellitus y la obesidad, ascienden a 85 mil millones de pesos anuales; cifras altas que revelan el fracaso contundente del sistema nacional de salud en ese rubro.

La obesidad y sus efectos secundarios son totalmente prevenibles. Aunado a esas pérdidas económicas destinadas para esta enfermedad por las autoridades sanitarias, vemos también lo costoso que sale para las familias enfrentar esa grave situación. El Imco reporta el impacto tanto en la economía mexicana, como el suceso entre el mismo núcleo familiar. Cuando hay un diabético en la familia, la economía se ve seriamente dañada, ya que por diversas complicaciones médicas, puede gastar hasta 1.9 millones de pesos en 30 años. Otro aspecto que alarma, son los decesos generados sólo por la diabetes; en el año 2012 se registraron más de 59 mil muertes. Según la Organización Mundial de la Salud, en el año 2005, alrededor de mil 600 millones de adultos en el mundo tenían sobrepeso, de los cuales, más de 400 millones eran obesos. Para el año 2005, más de 20 millones de niños menores de 5 años tenían sobrepeso.

La cuestión de obesidad no sólo es un tema de apariencia, va mucho más allá, y las probabilidades de muerte son en un 50 por ciento más que aquellas personas con peso normal, además de sufrir hipertensión arterial, problemas cardiovasculares, cáncer, etcétera. Aunado a ello, dichos pacientes sufren depresión y una constante inconformidad en su vida. Es por demás decir que la obesidad, aparte de cuestiones de conciencia alimentaria, se genera por el sedentarismo, problemas emocionales e intoxicación por medicamentos, así como falta de desintoxicación de órganos. A pesar de existir una predisposición genética, ésta no determina la obesidad, es tan sólo un factor, lo que sí va a determinar son los hábitos alimenticios y de vida.

Existen dentro de la medicina alternativa, diferentes métodos para corregir y prevenir la obesidad y sobrepeso. Una de ellas y la más conocida es la acupuntura, pero al ser combinada con la herbolaria, alimentación alcalina, desintoxicación de órganos y trabajo emocional, obtenemos extraordinarios resultados, tangibles y reales. Nada es más sencillo que bajar de peso con esta magnífica combinación de métodos naturales. Asimismo, llevamos al organismo a un equilibrio de colesterol y triglicéridos.

¿Sabía que existen tratamientos patentados para abajar de peso y nivelar azúcar en sangre? Y que además de ello, se tiene una garantía de satisfacción garantizada o la devolución de su dinero. Entre más tiempo decidamos en elegir un cambio en la salud, saldrá mucho más cara la corrección. ¿Se ha dado cuenta que tomar una simple decisión para iniciar una sana alimentación o dejar lo que daña, resulta complicado para algunas personas? Aquí determinamos una cuestión emocional que no deja accionar.

Lo invito de corazón para hacer conciencia sobre los graves efectos secundarios que genera la obesidad, es mucho más económico prevenir que intentar corregir las enfermedades degenerativas que provoca esta enfermedad, miles de pesos y dolor se van a evitar con cuidar lo más preciado que tenemos. Seamos parte de una cultura preventiva y no correctiva.

 

*Especialista en acupuntura y herbolaria. Tel: 3123116250

Protegemos su pago con los métodos más seguros: