Despacho político

Martes 18 de Octubre del 2016
ARMANDO MARTÍNEZ DE LA ROSA

No más doble remolque

ENTRE 2008 y 2012, los camiones de carga de doble remolque ocasionaron el 3 por ciento de los accidentes carreteros del país, según datos del Instituto Mexicano del Transporte.

Provocaron 2.2 por ciento de las muertes por accidentes de tráfico y 1.6 por ciento de las lesiones que por esa causa recibieron personas involucradas.

El total de muertes en accidentes de carretera, en ese mismo lapso, es de 35 mil 697 y hubo 717 mil heridos, viajando en cualquier tipo de vehículo.

En seis de cada 10 choques de camiones de carga, están involucrados los de doble remolque.

La norma que la SCT establece para estos vehículos ha sido insuficiente para controlar estos monstruos del camino que viajan a altas velocidades, chocan, matan y lesionan personas y destruyen vehículos e infraestructura carretera. Esta regla impone un límite de peso de 66.2 toneladas, 31 metros de longitud y una velocidad máxima de 80 kilómetros por hora.

Los datos anteriores aparecieron el pasado 13 de este mes en informador.mx, que se edita en Guadalajara.

Según el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, si se respetaran los límites de velocidad, los camiones se mantuvieran en buenas condiciones de funcionamiento y fueran conducidos con precaución, los accidentes se reducirían hasta en 60 por ciento. Con esa fórmula de buenos deseos de Ruiz Esparza, muchas abuelitas tendrían ruedas y serían bicicletas, y no habrían ocurrido los 62 mil 315 accidentes en que participaron los cargueros de doble remolque entre 2008 y 2012.

Pero es la propia SCT quien con frecuencia quebranta esa norma, la 12. Autoriza permisos “de conectividad” para que los camiones de doble remolque circulen por zonas urbanas, carreteras de dos carriles con curvas cerradas y pendientes excesivamente pronunciadas.

El día 28 del mes pasado, el senador Jesús Casillas, del PRI, y José María Martínez, del PAN, presentaron una iniciativa de reforma al artículo 39 de la Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal para prohibir la circulación de camiones de doble remolque. Otros legisladores respaldan la propuesta.

Es la única solución viable para reducir de tajo accidentes, muertes y lesionados que ocasionan esos monstruos del camino, que circulan sin la mínima responsabilidad de los transportistas, con choferes sobreexplotados que conducen con fatiga extrema largas jornadas, recurriendo en ocasiones a estupefacientes para soportar el recorrido de largos trayectos.

Mañana, miércoles, la SCT organizará un foro para escuchar propuestas de solución a este problema que en las carreteras cobra la vida de miles de personas cada año y que ha obligado a que ciudadanos se manifiesten por medio de change.org en internet para demandar la prohibición de la circulación de esos monstruos del camino.

Los transportistas están de acuerdo en la prohibición, pues en lugar de perjudicarlos, los beneficiaría, ya que –dice Manuel Sánchez Benavides, vicepresidente de la Confederación Nacional de Transportistas Mexicanos– se incrementaría el número de empleos para choferes y la cantidad de camiones contratados hasta en 33 por ciento respecto a las cifras actuales. Los empresarios del transporte reciben el mismo pago por la carga de uno o dos remolques. La ambición de sus clientes propicia el uso de los remolques duplicados.

En el territorio de Colima, cruzado por la autopista de Manzanillo a Guadalajara, circulan varias decenas de miles de camiones de carga cada mes. La Administradora Portuaria de Manzanillo tenía 5 mil 401 camiones registrados, propiedad de mil 119 empresas transportistas (Revista Transportes y Turismo, diciembre de 2014). Esas cifras dan una idea de la cantidad de vehículos de carga que circulan por la autopista; de esa cantidad, al menos 7 por ciento son de doble remolque.

Los accidentes en la autopista colimense son frecuentes y han dejado un saldo fatal considerable, además de numerosos lesionados, algunos de ellos de por vida.

Debe ponerse freno a los monstruos del camino. No tiene la sociedad por qué pagar con sangre la ambición de los empresarios que contratan camiones de doble remolque para ahorrarse dinero y ganar más a costa de la vida de miles de personas.

La SCT tiene la solución en sus manos. En el Senado, hay muchos legisladores que se han manifestado a favor de prohibir los dobles remolques para disminuir la cantidad de accidentes en los caminos nacionales.

La norma vigente es letra muerta. Basta con sobornar a los patrulleros que vigilan las carreteras para que la muerte siga rodando y cobrando vidas de automovilistas, pasajeros de camiones foráneos y hasta la de los propios choferes.

 

MAR DE FONDO

** Un dato más: entre 2008 y 2012, murieron 35 mil 697 personas y 717 mil resultaron heridas en accidentes viales en el país. La cifra de fallecidos se acerca a la de víctimas del crimen organizado y la de heridos supera con mucho las de la delincuencia. Pero llama poco la atención de una sociedad que teme más a las balas que a los proyectiles de cuatro o más ruedas.

** “Si mi voz muriera en tierra/ llevadla al nivel del mar/ y dejadla en la ribera./ Llevadla al nivel del mar/ y nombradla capitana/ de un blanco bajel de guerra./ ¡Oh mi voz condecorada/ con la insignia marinera:/ sobre el corazón un ancla/ y sobre el ancla una estrella/ y sobre la estrella el viento/ y sobre el viento una vela!” (Rafael Alberti, español, 1902-1999. Si mi voz muriera en tierra...)

Protegemos su pago con los métodos más seguros: