Vinculan a proceso a “Gina” Domínguez, exvocera de Duarte

Acusada de enriquecimiento ilícito y desvío de recursos, la exvocera de Javier Duarte, Georgina Domínguez, fue vinculada a proceso y permanecerá en prisión preventiva.

Agencias | Sabado 27 de Mayo del 2017 1:59 pm
Crédito: agencias

La excoordinadora de comunicación social del gobierno del Veracruz durante el periodo de Javier Duarte, Georgina Domínguez, fue vinculada a proceso y permanecerá en prisión preventiva como medida cautelar.

La juez de control Verónica Portilla Suazo emitió el fallo en contra de Domínguez, sobre quien pesan serias acusaciones de enriquecimiento ilícito, abuso de autoridad y desvío de recursos.

La Fiscalía General del Estado señala a la exfuncionaria como la responsable de otorgar contratos irregulares a ocho empresas, de las cuales, de acuerdo con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) dos son “fantasma”.

Las compañías son Centro de Recursos de Negocios (CERENE); MORGAVER; Comercializadora MONMART; G-MAN SMART BUSINEES; CORDOCON; Corporativo RIBELLO; Comercializadora Maza de Córdoba y NEWVILLE, con las Domínguez habría desviado casi 106 millones de pesos.

En la audiencia de vinculación a proceso, el abogado de la acusada, Abraham Cerón, arguyó a su favor que la fiscalía basó su investigación en la denuncia que presentó el actual coordinador de comunicación social, Elias Assad, la cual se desprende de una auditoría que no figura en el expediente.

La auditoría se ejecutó el 20 de enero de 2017, tres años después de que la presunta ladrona concluyó con su cargo, el 19 de febrero de 2014; además de que el nuevo titular tenía 30 días hábiles a partir de la salida de Domínguez para presentar alguna denuncia.

La fiscalía respondió que la auditoría correspondió al proceso de entrega-recepción del sexenio duartista y no únicamente del paso de la mujer por la coordinación, informó la agencia Quadratín.

TEMAS: Proceso exvocera Duarte

también Te puede interesar:

Senadores de EU impulsan ley que favorece a niños migrantes

El objetivo del proyecto de ley es exigir al Gobierno federal que designe a un abogado para esos niños y personas vulnerables.