Siniestros

Desde que Gabriela Benavides asumió la Alcaldía, se ha procurado entregar a tiempo el dinero que les corresponde a los tragahumo, derivado del impuesto que se cobra a las licencias comerciales por concepto de siniestralidad.

Editorial | Viernes 7 de Abril del 2017 8:19 am

POCO antes de que se hiciera el cambio de administración municipal, en agosto de 2015, el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Manzanillo advirtió entonces que podría suspender sus servicios por falta de recursos económicos y materiales para trabajar, pero desde que Gabriela Benavides asumió la Alcaldía, se ha procurado entregar a tiempo el dinero que les corresponde a los tragahumo, derivado del impuesto que se cobra a las licencias comerciales por concepto de siniestralidad.

Recientemente, la comuna entregó 152 mil pesos a los Bomberos, como parte del recurso que le corresponde por dicho gravamen, ya que toda la recaudación se distribuye entre los demás cuerpos de voluntarios, como son la Cruz Roja y Protección Civil, quienes también prestan un valioso servicio a la población, sin percibir sueldo.

Para continuar leyendo esta noticia es necesario contar con una suscripción o acceder a tu cuenta.

TEMAS: Editorial

también Te puede interesar:

Velan restos de reportera Anabel Flores

La reportera fue sustraída la madrugada del lunes 8 de febrero de su domicilio por hombres armados; los hechos ocurrieron en la Unidad Habitacional Puerta Grande del municipio de Mariano Escobedo



Protegemos su pago con los métodos más seguros: