Derechos Humanos condena violencia en cárceles de Nuevo León

La CNDH condenó los actos de denigración, vejación y violencia que ocurren en los penales de Nuevo León, pues atentan contra la dignidad de las personas privadas de la libertad.

NOTIMEX | Miercoles 15 de Marzo del 2017 9:55 pm
Crédito: FOTO INTERNET

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) condenó los actos de denigración, vejación y violencia que ocurren en los penales de Nuevo León, pues atentan contra la dignidad de las personas privadas de la libertad.

Mediante un comunicado, también llamó a las autoridades estatales de procuración de justicia a esclarecerlos e imponer las sanciones correspondientes a los responsables para que no haya impunidad.

Al conocer un video que circula en redes sociales que muestra dicha violencia, grabado presuntamente en uno de esos penales, la CNDH urgió a las autoridades penitenciarias a restablecer el orden al interior de los centros de internamiento.

Ello de acuerdo con sus facultades legales y con pleno respeto a los derechos fundamentales de quienes allí compurgan alguna pena de prisión.

Refirió que el llamado autogobierno es un factor de riesgo que evidencia la falta de autoridad en el sistema penitenciario de Nuevo León, mismo que se agudiza con otros problemas como sobrepoblación y hacinamiento que generan ambientes de violencia.

Indicó que esa situación ha quedado acreditada anualmente en el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria y en las recomendaciones que ha emitido, así como en los pronunciamientos, informes y recomendaciones del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura.

La CNDH informó finalmente que observará la evolución de los acontecimientos y que la actuación de las autoridades estatales y penitenciarias se apegue al respeto irrestricto de los derechos humanos.

TEMAS: Derechos humanos vejaciones penal Cereso violencia denigración reos

también Te puede interesar:

Topo Chico, penal reprobado en gobernabilidad

En años recientes ha padecido motines y asesinatos entre internos, ataques con armas de fuego, casos de esclavitud sexual entre reclusas e incluso la muerte de varios custodios.