Desarrollan científicos de la UNAM unicel que se degrada en 3 meses

Con semillas de tamarindo se desarrolla una espuma biodegradable que puede sustituir al poliestireno expandido o unicel, según informaron sus creadores, Alfredo Maciel, del Instituto de Investigaciones en Materiales de la UNAM, y Abel Humberto Cortés Arce, de la Facultad de Química.

AGENCIAS | Sabado 11 de Marzo del 2017 7:09 pm
Crédito: FOTO INTERNET

Con semillas de tamarindo se desarrolla una espuma biodegradable que puede sustituir al poliestireno expandido o unicel, según informaron sus creadores, Alfredo Maciel, del Instituto de Investigaciones en Materiales de la UNAM, y Abel Humberto Cortés Arce, de la Facultad de Química.

El unicel, que se usa en la elaboración de vasos y platos desechables, entre otros objetos, tarda cientos de años en biodegradarse; en cambio, la creación de los universitarios no ocupará mucho tiempo en los depósitos de basura, ya que, a la intemperie, hongos y bacterias tardan entre dos y tres meses en comérsela.

Como resultado “se generaría agua y dióxido de carbono, pero no lixiviados, líquidos que al llegar a los mantos freáticos contaminan las aguas”, aclaró Maciel.

Generar espumas permanentes no es fácil, pero Maciel y Cortés Arce hicieron una bastante estable a partir de las semillas del tamarindo.

México produce 39 mil toneladas de tamarindo al año y una tercera parte de este fruto son semillas, de las cuales se desechan unas 12 mil toneladas, mientras que en otros países, como en India, se aprovechan como alimento para el ganado.

 “Al polisacárido de las semillas, según el porcentaje de acrilato de etilo que se le injerte, presentará determinadas propiedades: a mayor cantidad es más suave y flexible; a menor, es más rígido y aguanta más carga, pero al rebasar dicha resistencia se vuelve más frágil y se rompe”, explicó Maciel.

Esta espuma puede servir también para sustituir el poliestireno expandido en la elaboración de empaques de electrodomésticos y equipo científico, paneles de anuncios, aislantes térmicos para la construcción o neveras para el transporte de vacunas, ya está disponible como un producto para laboratorio.

El siguiente paso es hacer su producción a escala industrial; para este fin ya se diseña un procedimiento óptimo como tema de tesis de licenciatura de Ramsés Gutiérrez, alumno de la Facultad de Química.

“Una empresa está interesada en sustituir el poliestireno de los paneles que fabrican con nuestra espuma biodegradable, cuyo uso en México no compite con los alimentos, como en el caso de las espumas hechas con harina de trigo”, indicó Maciel.

Otro proyecto que se encuentra en espera son los listones para regalo biodegradables, ya sea con ácido láctico o con el polisacárido de las semillas de tamarindo. El objetivo será determinar cuál de los dos es el que les dará más brillo para que tengan un terminado más atractivo”, concluyó.

TEMAS: Unicel UNAM tamarindo semillas

también Te puede interesar:

Aseguran 4 toneladas de mariguana en Coahuila

Eran transportadas en un tractocamión con doble fondo, el cual iba cargado con productos de unicel


NOTICIAS del día


Protegemos su pago con los métodos más seguros: