Marchan para exigir justicia por asesinato de catedrática en Guerrero

Mil 500 maestros y estudiantes de la Universidad Autónoma de Guerrero, marcharon por las principales calles de Chilpancingo para exigir justicia por el crimen de la catedrática Jeanny Rosado, quien fuera asesinada junto con su esposo y su hijo de 13 años de edad.

EL UNIVERSAL | Miercoles 11 de Enero del 2017 1:26 pm
Crédito: FOTO INTERNET

Mil 500 maestros y estudiantes de la Universidad Autónoma de Guerrero, marcharon por las principales calles de Chilpancingo para exigir justicia por el crimen de la catedrática Jeanny Rosado, quien fuera asesinada junto con su esposo y su hijo de 13 años de edad.

Los inconformes pidieron justicia y afirmaron que “si el fiscal general de Guerrero, Javier Ignacio Olea; el gobernador, Héctor Astudillo Flores; así como el presidente municipal de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva, no tienen la capacidad de resolver crímenes, que renuncien”.

Los universitarios abandonaron las aulas para salir a la calle y protestar por la inseguridad que afecta a catedráticos y estudiantes, pues varios de ellos, como la catedrática de la Unidad Académica de Guerrero (UAGro), han sido víctimas de delitos.

La marcha de los catedráticos y estudiantes partió a las 10:30 horas de la Alameda Granados Maldonado y como a las 11:48 horas realizaron también un mitin frente al Palacio Municipal, donde reclamaron que “no hay justicia”, no sólo para los universitarios, sino para la población en general.

Durante su mitin del Palacio Municipal, los maestros llamaron a la destitución del alcalde, Marco Antonio Leyva Mena, así como del gobernador, Héctor Astudillo Flores.

La movilización siguió su camino por Lázaro Cárdenas y se dirigió al Congreso local, al Palacio de Gobierno y a la Fiscalía General del estado para exigir el esclarecimiento de estos crímenes.

TEMAS: asesinato catedrática Guerrero marcha

también Te puede interesar:

Topo Chico, penal reprobado en gobernabilidad

En años recientes ha padecido motines y asesinatos entre internos, ataques con armas de fuego, casos de esclavitud sexual entre reclusas e incluso la muerte de varios custodios.



Protegemos su pago con los métodos más seguros: