Captan a sacerdote desaparecido al ingresar a hotel con menor de edad

El arzobispo de Morelia, Alberto Suárez Inda, denunció a través de un video que el lunes pasado fue presuntamente secuestrado José Alfredo López Guillén, párroco de la iglesia de la Santísima Trinidad, en la comunidad de Janamuato, municipio de Puruándiro, Michoacán.

EL UNIVERSAL | Viernes 23 de Septiembre del 2016 12:40 pm
Crédito: Agencia Quadratín

El arzobispo de Morelia, Alberto Suárez Inda, denunció a través de un video que el lunes pasado fue presuntamente secuestrado José Alfredo López Guillén, párroco de la iglesia de la Santísima Trinidad, en la comunidad de Janamuato, municipio de Puruándiro, Michoacán.

Tras confirmar el hecho, la Procuraduría General de Justicia del Estado, dijo que atrajo las investigaciones.

Al conocer el caso, el gobernador Silvano Aureoles Conejo dio a conocer que las pesquisas revelan que el lunes fue el último día que se supo del paradero del López Guillén. Informó que se encontraba con un joven de 16 años de edad y pidió comida y refrescos para ambos, después de eso no se volvió a saber nada de ellos.

Aureoles Conejo detalló que la denuncia se presentó el miércoles pasado, lo que complicó a la autoridad iniciar las investigaciones, porque “si no se tiene la denuncia correspondiente, las autoridades no saben qué pasó”.

“En el transcurso del día (miércoles) hicieron la denuncia correspondiente. Se investiga el caso y al parecer ser que tendrán resultados pronto. La única referencia adicional es que el lunes el párroco se encontraba con un hombre de 16 años de edad, pidió comida y refrescos, después de eso no se volvió a saber de ellos”.

Dijo que además se llevaron el vehículo donde viajaban el cura y el joven, además de un teléfono, lo que se convierte en un elemento que los acerca en las pesquisas, por lo que se espera tener pronto resultados. Aseguró que lo principal es encontrar a los dos hombres con vida.

“Estamos trabajando en ello y espero tener resultados, lo primero es encontrar con vida a las personas, estamos actuando de inmediato, tendremos resultados pronto”, comentó.

En un video que subió ayer a YouTube, el arzobispo de Morelia, Alberto Suárez Inda, dijo compartir “la pena grande por el asesinato de dos sacerdotes jóvenes de la Diócesis de Papantla, Veracruz. Ahora sufrimos en carne propia la angustia, la desaparición, el secuestro de uno de nuestros sacerdotes, el padre José Alfredo López Guillén, párroco de la comunidad de Janamuato, Puruándiro”.

El líder católico reveló que el lunes, el párroco de Janamuato fue sacado de su casa sacerdotal después de haber sido víctima también de robo en sus objetos y automóvil, por lo que pidió “a Dios respete su integridad, que respeten su vida para volver pronto al ejercicio de su ministerio.

“Nos unimos en oración por sus familiares, por sus feligreses que viven en este momento la angustia y, sobre todo, pedimos a Dios por la paz, por el respeto a la vida, por la conversión de quienes se dedican a hacer el mal”, agregó Suárez Inda en la grabación de un minutos 55 segundos.

Señaló que su comunidad sufre la muerte y la angustia de cualquiera de sus fieles, en este caso, explicó, “se trata de un hombre bueno, un hombre dedicado a hacer el bien, un hombre pacífico, por lo cual, no se justifica de ninguna manera esta barbaridad. Pido su oración, su comprensión”.

A través de su cuenta de Twitter, el secretario general de la organización, Alfonso Miranda Guardiola, pidió por la aparición del cura: “@monsalfonso: Le pedimos unirnos en oración para recuperar con vida al padre José Alfredo López Guillén, que ha sido secuestrado en Michoacán”.

Luego de que se hiciera pública esta denuncia por secuestro, la procuraduría del estado informó que ha iniciado la carpeta de investigación con relación a la desaparición del sacerdote michoacano.

La PGJE ratificó lo que dijo el gobernador en el sentido de que los primeros datos obtenidos, indican que el sacerdote identificado como José Alfredo López Guillén fue visto por última vez la noche del lunes 19 de septiembre, cuando acudió a un establecimiento donde solicitó que el enviaran alimentos para aproximadamente cuatro personas.

La dependencia estatal explicó que durante el desarrollo de las indagatorias, se estableció que un joven le llevó a la parroquia los alimentos solicitados, mismos que fueron recibidos por el religioso. La procuraduría determinó que el cura, a través de un mensaje vía celular escrito el lunes, le indicó a una trabajadora, quien es encargada de hacer la comida, que al día siguiente no preparará el almuerzo.

Con relación a estos hechos, la Procuraduría General de Justicia del Estado en (PGJE) en Michoacán advirtió que continúa con las investigaciones del caso, a efecto de esclarecer lo sucedido y dar con el paradero del sacerdote.

TEMAS: sacerdote desaparecido

Fatal error: Allowed memory size of 134217728 bytes exhausted (tried to allocate 2 bytes) in /home/admin/public_html/includes/interes.inc on line 46