Narra joven ataque a bar gay en Orlando

Un usuario de Periscope escribió “Espero que tiroteen el lugar” mientras José Morales grababa el show de la noche latina en el club gay Pulse, en Orlando, Florida. José Morales

Univision | Lunes 13 de Junio del 2016 11:40 am
Crédito: Foto Internet

Una fiesta latina terminó en el peor tiroteo masivo que ha sufrido Estados Unidos. “No era una balacera de esas pistolas regulares. Se escuchaba como una pistola automática. Los sonidos fueron horribles. Todas las personas (estaban) corriendo y sangrando”.

Era casi la medianoche. José Morales, un joven puertorriqueño de 23 años, transmitía en vivo el espectáculo de los drag queens en la discoteca gay Pulse, en Orlando, por su cuenta en Periscope. Varios usuarios de esta red social enviaban sus mensajes. Pero uno de ellos fue premonitorio: "Espero que tiroteen ese lugar".

La noche latina siguió en el club como todos los sábados.

Una hora y media después, cerca de las 2 de la madrugada, Morales le dijo a su pareja y a su prima que quería irse. “Una vez que le digo vámonos, que estamos caminando, ahí es que empiezo a escuchar esta balacera”, relató a Univision Noticias.

Un usuario de Periscope escribió “Espero que tiroteen el lugar” mientras...

Un usuario de Periscope escribió “Espero que tiroteen el lugar” mientras José Morales grababa el show de la noche latina en el club gay Pulse, en Orlando, Florida. José Morales

“No era una balacera de esas pistolas regulares. Se escuchaba como una pistola automática. Los sonidos fueron horribles. Todas las personas (estaban) corriendo y sangrando. Muchas personas se cayeron. No sabía qué hacer, si esconderme o correr para mi casa. Lo que hice fue esconderme detrás de una muralla a esperar por mi prima", contó sobre la peor matanza de este tipo que haya golpeado a Estados Unidos y que ha dejado al menos 50 muertos y 53 heridos.

Eran “unas explosiones bien grandes (…) muy fuertes, muy horribles”, recuerda más de 12 horas después en las que no ha podido comer ni beber. Tampoco dormir.

Las imágenes que tiene en su mente le golpean tan fuerte que durante la entrevista su voz se corta. “Yo ya he llorado tanto que ya estoy inmune. No tengo lágrimas para botar de tanto que he llorado”, se disculpa.

“Si cierro los ojos veo la sangre y todas las cosas que no me hubiera gustado ver”, nos relata. Ahora en su casa, más tranquilo, va tomando consciencia de lo ocurrido.

“Vi mucha, mucha, demasiada sangre. Es una experiencia que no se la deseo a nadie", dice el joven, quien frecuenta Pulse, especialmente los sábados, cuando el popular club celebraba las denominadas "fiestas latinas" en la ciudad donde el 24 por ciento de sus habitantes es hispano.

Morales logró salir de la discoteca mientras Omar Seddique Mateen, de 29 años, acribillaba a decenas de personas dentro del lugar, en un ataque que ha recordado al ocurrido el año pasado en la sala de conciertos parisina Bataclan.

Ya afuera, lejos de los disparos que salían del rifle AR-15 de Mateen, comenzó a ayudar a las personas heridas que, entre todos, iban colocando en filas en la acera frente al establecimiento.

"Vi a uno de mis amigos que le pegaron dos tiros, uno en cada pierna. Lo agarramos y lo llevamos a una ambulancia que había cerca con ayuda de otro oficial. Luego que llevamos a mi amigo a donde estaban los paramédicos nos dejaron en un area cuidándonos porque seguía la balacera".

Después, los trasladaron al Departamento de la Policía para interrogarlos. “Todo el mundo en el bus estaba sin camisa, llenos de sangre. Una experiencia horrible”, recuerda.

Durante ese tiempo no pudo comunicarse con su madre. Él se había quedado sin batería en su celular por haber estado grabando en el club.

Al principio ella pensó que había habido una balacera pero “pequeña, ella no sabía que había habido una masacre”. Luego, al conocer lo que realmente había pasado se puso “histérica” hasta que finalmente pudo localizarlo.

Ya en su casa, donde recibió a Univision Noticias, comenzó a revisar las imágenes que había grabado antes de la masacre, para ver si encontraba algo que pudiese ayudar a las autoridades. Y detectó el mensaje.

"Una de las cosas que me pareció rara es que como una hora y media antes de que se acabe el show me envían un comentario que decía 'I hope that place gets shot up' ("Espero que tiroteen ese lugar"). Eso me llamó mucho la atención".

Morales, sin embargo, no presagiaba lo que ocurriría un rato después. "La estábamos pasando muy bien. Salí a disfrutar una noche de gozadera y terminó en una masacre".

Aún está buscando respuestas. No entiende qué motivos puede llevar a alguien a entrar en un club y disparar. "Me duele pensar que una persona con tanto odio haga eso".

El joven boricua, quien estaba en el club con su pareja, expresa orgulloso su condición sexual. Y asegura que una experiencia como esta no va a hacerle cambiar u ocultar quién es él.

Su celular no ha dejado de sonar durante la entrevista. “Hasta de China”, comenta. No puede más. Está muy cansado y necesita descansar. “Me va a tomar mucho tiempo superarlo”, acepta hacia el final.

TEMAS: ataque masacre Orlando Florida José Morales Club Pulse

también Te puede interesar:

Topo Chico, penal reprobado en gobernabilidad

En años recientes ha padecido motines y asesinatos entre internos, ataques con armas de fuego, casos de esclavitud sexual entre reclusas e incluso la muerte de varios custodios.



Protegemos su pago con los métodos más seguros: